En Hormonas, Sexual

La administración de hormonas es una práctica común en el tratamiento de diversas condiciones médicas, así como en la optimización del bienestar hormonal en personas que buscan equilibrar sus niveles hormonales. Dos métodos populares para administrar hormonas son a través de pellets y cremas. Cada uno tiene sus propias ventajas e inconvenientes que deben considerarse al elegir el método más adecuado. A continuación, examinaremos detalladamente ambos métodos:

PELLETS:

Los pellets hormonales son pequeños cilindros compuestos por hormonas bioidénticas que se insertan bajo la piel, generalmente en la región glútea. Estos pellets liberan gradualmente hormonas en el torrente sanguíneo durante un período de varios meses.

1. Duración prolongada: Una de las principales ventajas de los pellets es su larga duración. Una vez insertados, pueden liberar hormonas de manera constante durante tres a seis meses, eliminando la necesidad de administraciones frecuentes.

2. Estabilidad de los niveles hormonales: Debido a su liberación gradual, los pellets ayudan a mantener niveles hormonales estables en comparación con otros métodos de administración, lo que puede resultar en una mayor sensación de bienestar y una menor fluctuación de los síntomas asociados con desequilibrios hormonales.

3. Comodidad: Después de la inserción inicial, no se requiere una atención especializada continua. Los pacientes pueden continuar con sus actividades diarias sin preocuparse por la administración regular de hormonas.

1. Procedimiento invasivo: La inserción de pellets requiere un procedimiento médico menor que implica hacer una incisión en la piel para colocar los pellets debajo de ella. Aunque es relativamente seguro, puede causar molestias y riesgos asociados con cualquier procedimiento quirúrgico.

2. Falta de ajuste inmediato: Dado que los pellets liberan hormonas de manera constante, puede llevar tiempo ajustar la dosis adecuada para cada individuo. Esto puede resultar en períodos de desequilibrio hormonal hasta que se establezca la dosis óptima.

3. Una vez aplicado NO se puede reducir la dosis si para la persona en particular es excesiva.

4. Con el paso de las semanas y los meses la liberación hormonal, por parte del pellet, va disminuyendo al irse reduciendo su tamaño, lo que implica niveles más bajos hormonales al final del periodo útil.


CREMAS:

Las cremas hormonales son productos tópicos que contienen hormonas que se absorben a través de la piel y se absorben en el torrente sanguíneo.

1. Facilidad de uso: Las cremas hormonales son fáciles de aplicar y no requieren procedimientos invasivos. Simplemente se aplican sobre la piel en áreas específicas según las indicaciones del médico.

2. Flexibilidad de dosificación: Con las cremas, es más fácil ajustar la dosis según las necesidades individuales del paciente. Esto permite una mayor personalización del tratamiento y la capacidad de ajustar la dosis según los cambios en los niveles hormonales o las necesidades del paciente, considerando tanto el aumento como la reducción de dosis.

3. Al ser una aplicación diaria el nivel hormonal se mantiene estable en el tiempo.

4. Absorción rápida: Las hormonas en crema se absorben rápidamente a través de la piel, lo que puede resultar en una acción más rápida en comparación con otros métodos de administración, como los comprimidos orales.

1. Riesgo de transferencia: Existe un riesgo poco probable de transferencia de hormonas a otras personas a través del contacto directo con la piel tratada. Esto puede ser un problema especialmente en el caso de hormonas sexuales, donde la transferencia accidental puede afectar a parejas o niños. La cuestión está en esperar el tiempo suficiente para absorción total del producto. Hablamos de minutos.

2. Inconsistencia en la absorción: La absorción de hormonas a través de la piel puede variar según factores como la piel del paciente, la aplicación de la crema y otros factores externos. Esto puede dificultar la consistencia en la dosificación y la estabilidad de los niveles hormonales, aunque la experiencia nos muestra una perfecta absorción.

3. Posibles efectos secundarios cutáneos: Algunas personas pueden experimentar irritación cutánea, enrojecimiento o sensibilidad en el área de aplicación de la crema. Esto puede ser un inconveniente para aquellos con piel sensible o condiciones cutáneas preexistentes, en estos casos raros, cambiando el excipiente (base) de la crema se suele solucionar el problema.


Conclusión:

Tanto los pellets como las cremas hormonales son métodos efectivos para la administración de hormonas con sus propias ventajas e inconvenientes. La elección entre ambos depende de las preferencias individuales del paciente, la comodidad, la necesidad de dosificación personalizada y la tolerancia a los procedimientos invasivos. Es importante discutir las opciones con un profesional de la salud para determinar el método más adecuado para cada situación clínica específica.

Redactado por el Dr. Luis García Cremades

LongeBell Salud

El Aumento de Tamaño de las Mamas Femeninas
Abrir chat
Hola 😊
¿En qué podemos ayudarte?